Láser de 650nm, para ser utilizado en Terapia Fotodinámica y Fotobiomodulación.

La terapia fotodinámica ha emergido como una estrategia de tratamiento para erradicar bacterias de sitios específicos. Se utiliza una luz de una longitud de onda específica para activar un compuesto no tóxico, sensible a la luz (conocido como fotosensibilizador)  en la presencia de oxígeno. La absorción de fotones desde la fuente de luz láser por el fotosensibilizador activado produce un triple estado de excitación, resultando en la formación de especies reactivas de oxígeno (ROS) tales como oxígeno singlete y radicales libres. Esta acción produce una cascada de eventos oxidativos que finalmente elimina los microrganismos, causandoles daños irreversibles a las moleculas esenciales intracelulares incluyendo proteínas, lípidos de membrana y ácidos nucléicos.

 

 

 

La Fotobiomodulación es la aplicación directa de luz para estimular la respuesta celular para promover la cicatrización, reducir la inflamación e inducir analgésia.